razones para cantar en un coro

Razones para cantar en un coro

80 / 100 Puntuación SEO

Razones para cantar en un coro

La primera vez que canté en un coro debía tener unos 10 años. Era el coro de mi colegio. La impronta que dejó aquella experiencia en mí fue poderosa. En aquel entonces no hubiera podido explicarlo así, pero todas mis células de alguna manera “supieron” que el acto de cantar era increíblemente positivo, hoy puedo afirmar que cuando 30 voces se convierten en un solo sonido…la magia esta servida.

Al cambiar de colegio, también tuve que cambiar de coro. Cambió la directora de ese segundo coro, pero yo continué cantando en él. Fuera cual fuese el cambio de mi vida que me llevara a cambiar de “nido musical” otro me hacía su huequecito en la cuerda de contraltos. 

Entre un coro y otro había espacios de tiempo sin cantar y en ellos, siempre sentía que me faltaba algo. Esta sensación de carencia cuando no podía compatibilizar mi vida con el canto me hace recordar una estrofa de una canción del folklore gallego: “Que soy como el pajarillo que si no canta se muere”.  Lo que hoy pido a la vida es que, cuando quiera que haya de morir, sea ¡¡¡¡CANTANDO!!!!

 

María Elena Parada, una contralto psicoLoca por el canto coral



X