Apúntate a cantar

Apúntate a cantar

82 / 100 Puntuación SEO

¡Apúntate a cantar!

En todas las culturas, se canta a los niños desde que nacen. Se les canta para calmarles, para dormirles, para entretenerles…

En cuanto ellos aprenden a hablar, incorporan a sus habilidades también el canto. Los niños cantan sin prejuicios, sin preocuparse por si afinan o no y sin la vergüenza de que otros les miren. Inventan cantinelas, cantan lo que oyen o lo que los adultos les han enseñado.

Cuando crecen, sólo unos pocos, aquellos que reciben una educación musical, o los que realmente tienen esa vocación, continúan cantando de forma sistemática.

Pero como cantar es natural en el ser humano, como el instrumento para hacerlo está incorporado en nuestro cuerpo y no requiere más esfuerzo que el de abrir la boca, seguimos cantando. Cantamos en las celebraciones, en los cumpleaños, las fiestas, las ceremonias religiosas o culturales y en las despedidas.

La música y el canto viven con nosotros, por eso muchos hacemos de ello una afición. Intentamos profundizar en la técnica, la afinación, la melodía, los tempos etc. Por todo esto, muchas personas pertenecemos a un coro, porque nos conecta a nuestros primeros recuerdos, a nuestras alegrías y tristezas vividas, porque es uno de nuestros rituales como tribu.

Cantar te anima, te une a los demás, te hace formar parte de un grupo humano heterogéneo y original, te hace humilde y a la vez especial, te forma musical y emocionalmente, te hace olvidar inseguridades y te hace feliz.

¿No me crees?

¡Pruébalo por ti mismo! ¡Apúntate a cantar!

¡Tú también puedes!

Esperanza Casillas



X