paola albertoni magerit

Italia-Magerit-Italia: Un viaje de ida y vuelta

En septiembre de 2013 llego a Madrid por razones de trabajo y enseguida busco un coro.

Había cantado antes en varios lugares y para mí era una prioridad encontrar un buen grupo para disfrutar de mi afición y conocer gente en mi nueva ciudad. Antes de toparme con Magerit hice audiciones en un par de coros que por distintas razones no me convencieron.

Finalmente decidí cruzar la ciudad (vivía justo en la otra punta, cerca del Colegio Italiano) para responder al anuncio: “¿Te gusta cantar?… buscamos bajos, tenores y altos”.

Justo mi voz.

Mi vida con el Coro Magerit

Al final del primer ensayo una nueva compañera de cuerda me invitó a la cerveza de los viernes y entendí que ese era mi lugar. Cada día me sentía más integrada y a gusto a pesar de mi timidez de fondo, y las propuestas musicales eran tan interesantes que siempre esperaba con impaciencia que llegara el día del ensayo, aunque fuera lunes.

En general la gente se comprometía a estudiar y se lo tomaba muy en serio, pero eso no impedía que, de vez en cuando, algún chiste o alguna risa animara los ensayos.

El Maestro Filiú, con gran paciencia y profesionalidad, hacía milagros con nuestras voces, valorando a cada uno de nosotros con mucha sensibilidad y respeto.

En los cinco años y medio que estuve allí aprendí mucho en cuanto a técnica y repertorio y me lo pasé genial.

Hubo momentos inolvidables como cantar en el Auditorio Nacional, participar en concursos y festivales a nivel nacional, grabar un disco, cantar la misa en directo en el Colegio de Santa Rita para la RNE, los fines de semana de convivencia dedicados a talleres y seminarios, y muchos momentos de diversión con esos compañeros que se habían convertido en amigos.

Desafortunadamente mi contrato laboral en Madrid ha terminado y en marzo de 2019 he vuelto a mi país.

Sin duda puedo decir que ha sido para mí un gran privilegio ser parte del Coro Magerit por su calidad artística y humana, y una de las mejores experiencias que he vivido en Madrid.

Paola Albertoni



X